Abandona el GDF centro cultural

El Centro Cultural Ricardo Martínez fue una promesa en el aire, un acuerdo sin respaldo legal desde su anuncio en noviembre de 2008. Aunque los herederos del artista no han sido notificados de su cancelación por el Gobierno del Distrito Federal, el proyecto no figura en la agenda de la Secretaría de Cultura. “En la documentación que recibí en el acta de recibo-entrega no está como pendiente”, precisa su titular, Lucía García Noriega.

Ricardo Martínez, pintor autodidacta, autor de obras de intenso colorido y figuras monumentales que se nutrían del arte prehispánico, murió a los 90 años en enero de 2009, dos meses después del anuncio de la creación del centro cultural en el inmueble del Cine Variedades. La entonces Secretaria de Cultura, Elena Cepeda, aseguró que se disponía de 30 millones de pesos para iniciar las obras.

Pero nada ocurrió hasta 2010, recuerda Ricardo Govela, encargado del proyecto en su calidad de director de la hoy desaparecida Fundación Cultural de la Ciudad de México (FCCM).

“Se recibió un primer dinero del GDF, unos 6 millones de pesos. Con eso se pagó el proyecto arquitectónico, a cargo de Gabriel Mérigo, y se hicieron las primeras obras de limpieza. Fue todo lo que se avanzó”.

Al inaugurar en junio de 2011 la retrospectiva dedicada a Martínez en el Museo de la Ciudad de México, Cepeda dijo que esperaban recibir 20 millones de pesos para el centro cultural. Llevaron la maqueta del proyecto en busca de inversores. Dos meses después, el 17 de agosto, se publicó el “Plan Integral de Manejo del Centro Histórico” que entre los proyectos a realizar no incluye la restauración del Cine Variedades, al que menciona una sola vez asegurando que está “en proceso de recuperación y cambio de uso”.

En 2012 se buscó nuevamente reactivar el proyecto. Se dividió en dos la superficie del inmueble, y se propuso vender el predio de mil metros cuadrados de la parte de atrás a Desarrollo Puerta Alameda, el conjunto residencial vecino.

“La última noticia con que yo me quedé es que (el centro cultural) iba para adelante”, asegura Govela. “Estaba aprobada la separación de los terrenos y la empresa había acordado que compraría el predio en 20 millones de pesos”. Se planeaba también una campaña de donativos y la creación de un patronato entre las empresas de la zona. Pero en marzo de ese año la FCCM se disolvió y su director no supo más del proyecto, cuyo costo total se estimaba en 50 millones de pesos.

Cuatro meses después, la posibilidad de crear el centro cultural se desvaneció tras el acuerdo tomado el 28 de agosto por el Comité del Patrimonio Inmobiliario del Gobierno capitalino de desincorporar el Cine Variedades como bien público para su “enajenación a título oneroso” en favor de Desarrollo Puerta Alameda.

Los hijos del artista que dirigen la Fundación Ricardo Martínez (FRM), Ricardo, Zarina y Pablo, se preguntan si el proyecto del centro cultural estaría ya archivado antes del cierre de la FCCM, si influyó en su desaparición, o si el fin de este organismo únicamente confirmó que el centro cultural no se realizaría.

A la fecha, según el área de Comunicación Social del GDF, el inmueble de 2 mil 99 metros cuadrados, una casa construida en 1885 por los hermanos Eusebio e Ignacio de la Hidalga, aún no se ha vendido.

“Sorprende que, a pesar de las múltiples afirmaciones y confirmaciones de la Secretaría de Cultura, no se firmara siquiera un acuerdo preliminar al respecto (sobre el proyecto). El resultado: al no haber centro cultural, no se entregó el acervo y nos felicitamos de no haber comprometido a priori la obra”, señalan los herederos del artista.

A la muerte de Martínez, no se habían concretado los términos en que sería entregada su obra. La FRM asegura en un cuestionario respondido de manera conjunta por sus directivos que los herederos ofrecieron, una vez listo el recinto, tramitar un comodato con la Secretaría de Cultura, o bien formar un fideicomiso con la Fundación Cultural de la Ciudad de México.

Al espacio estaban destinadas cerca de 50 pinturas de la colección particular del artista. En su mayoría, óleos fechados entre 2000 y 2008, algunos de los cuales no han sido exhibidos. A este acervo se agregarían cerca de 400 piezas prehispánicas de piedra y barro, de distintas épocas y regiones del País, una biblioteca de arte y un archivo documental y gráfico.

“La creación de un centro cultural era un magnífico medio para hacer accesible ese legado, no solamente a los habitantes del Distrito Federal o a estudiosos del arte, sino a un público más amplio”. Esta idea, dicen sus herederos, entusiasmó al artista, cuyo carácter reservado lo hacía rehuir la publicidad y los reconocimientos. “Lamentamos que el GDF haya ofrecido a Ricardo Martínez algo que, a juzgar por el resultado, no estaba en posibilidad de llevar a cabo”.

Constituida como asociación civil, la FRM trabaja actualmente en la creación de un catálogo razonado de la obra de Martínez. Parten de un registro original que reunía cerca de mil 700 obras.

Los herederos no han decidido aún retomar con el nuevo gobierno, federal o capitalino, el proyecto del centro cultural.

Cero documentos

En la Secretaría de Cultura no existe un expediente, ni un solo documento sobre el Centro Cultural Ricardo Martínez. “No hay un convenio ni correspondencia con la familia (del artista), nada oficializado”, sostiene su titular Lucía García Noriega.

Debido a la ausencia de datos, a que no existen registros de algún tipo de acuerdo entre la institución y la familia del artista, no puede haber una posición de la Secretaría respecto al proyecto en esta nueva administración. “Aquí no tenemos noticia alguna”, señala.

García Noriega considera que, antes de dedicar un museo a un gran artista, debería integrarse un consejo ciudadano que evaluara el proyecto.

Promesa en el aire

El Cine Variedades –ubicado frente a la Alameda, en Av. Juárez 58– es un inmueble protegido por el INAH.

2008
Nov 24. El Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard nombra Ciudadano Distinguido a Ricardo Martínez. Se anuncia la creación del centro cultural.

2009
Enero 11. Fallece Ricardo Martínez.

2012
Marzo 31. Desaparece la Fundación Cultural de la Ciudad de México.
Agosto 28. El Comité del Patrimonio Inmobiliario del GDF desincorpora el Cine Variedades como bien público para su venta a Desarrollo Puerta Alameda. Inicia su avalúo.

Reforma, 21 de enero de 2013